Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Expedición 2009. Cuaderno de bitácora

Anecdotario de una expedición al Sáhara

El bloqueo en el aeropuerto de Argel impide que los medicamentos donados por el hospital lleguen a los saharauis

Una comisión sanitaria nunca se había enfrentado a esta circunstancia. Desde 1998 hasta 2008, las misiones de cooperación internacional ejecutadas por personal del Servicio Andaluz de Salud en general, y del Hospital Virgen de las Nieves en particular, llevan desplazándose a los camplamentos de refudiados saharauis con una gran cantidad de material médico y farmacéutico donado por la institución hospitalaria.

En ningún caso, los cooperantes habían sufrido ningún tipo de problema en el envío de este material a través de Argelia, hasta esta última expedición, en que la policía de la aduana argelina impidió el paso de los veinte contenedores transportados amparándose en nuevas normas burocráticas y de seguridad.

Las gestiones efectuadas por un responsable de la ONG durante varios días en Argel, en colaboración con la delegación saharaui en esta ciudad y con la embajada española, fueron infructuosas. El material fue traído de vuelta a España al regreso de la comisión y espera ser remitido a finales de febrero de nuevo a los campamentos por otras vías de transporte que no sufran el acoso administrativo de la seguridad argelina. Concretamente, el envío se efectuará a través de un vuelo “charter” que tiene conexión directa de Sevilla a Tindouf.

En la entrevista realizada al Primer Ministro y al Ministro de Sanidad saharaui por la periodista del hospital que viajaba con la expedición, en la que se le preguntaba por el apoyo de Argelia a la ayuda humanitaria enviada a los campamentos, los dirigentes no encontraban motivaciones de acoso político por parte de Argelia hacia el pueblo saharaui con la implantación de esta nueva normativa restrictiva, sino sólo justificaciones de seguridad. Por ello, los ministros aconsejan el envío de material sanitario por vías distintas que no requieran el paso por el aeropuerto de Argel.

No obstante y a pesar de todo ello, los expedicionarios pudieron cumplir sus expectativas de asistencia al pueblo saharaui, solventando las deficiencias resultantes con el uso del material y la medicación remanente de expediciones anteriores en los campamentos.

Gemelos inesperados

Gemelos inesperados

A diferencia de lo que sucede a la mujer española embarazada, en los campamentos el control evolutivo de los embarazoses muy escaso o nulo. Esta cuestión conduce a situaciones límite como la vivida por los componentes de la última expedición, que se enfrentaron a un inesperado y complejo alumbramiento gemelar, el cual les obligó a reaccionar con prontitud y pericia ante la insólita situación. El caso, que podría haber puesto en riesgo la vida de la madre y el segundo hijo sin la intervención de los cooperantes sanitarios, fue resuelta sin complicaciones y hoy díael mundo cuenta con dos nuevos saharauis y una madre feliz.

La historia se desarrolló de la siguiente manera:

Hospital de Rabouni 17 horas: el doctor Castejón atiende el parto de un varón sanocon toda normalidad, perosin el alumbramiento de la placenta quedando el cordón retenido dentro de la madre.

Seguidamente, y tras la exploración de la madre, se concluye que se trata de un parto gemelar. La situación se complica cuando los médicos observan que el segundo bebé viene en lo que se denomina “situación transversa”. Esto quiere decir que el niñoestá ubicado de forma transversa al canal del parto y es imposible que nazca por vía habitual, por lo que es necesario realizar una laparotomía urgente.

Los doctores Martínez Moya y Castejón Casado realizanesta intervención es de forma urgente y con resultado satisfactorio, tras previa anestesia a la paciente por la doctora Blanco, Nace así el segundo bebé que resulta ser una niña.

Se puede concluir que el feliz desenlace de esta situación estuvo providencialmente favorecido por la presencia de los cooperantes andaluces y quepor ello, hoy, Fatma, la joven madre de los gemelos, observa feliz cómo su hijo y suhija crecen junto a ella.

Asistencia sanitaria a niños desnutridos y con discapacidad

Niño con parálisis cerebral congénita
La mayoría de los niños que llegan hasta el dispensario donde trabaja la pediatra María Navarro están desnutridos. Cuestiones muy diversas son las causantes de este terrible fenómeno. Entre ellos la carencia alimentaria perenne en los campamentos, cuyas existencias en esta materia dependen exclusivamente de las aportaciones de diversas ONGs y de ACNUR (Alto Comisariado de Naciones Unidas para los refugiados), al margen de pequeños huertos existentes en cada whilaya que han sido creados de la nada del desierto con un esfuerzo no mensurable.

Además, en la cultura saharaui, el niño es el último en recibir comida de la familia, tras haber comido los adultos, hecho que contribuye aún más al anteriormente mencionado fenómeno de desnutrición infantil. Por supuesto, es obvio que patologías endémicas entre los niños saharauis como la parasitación intestinal contribuyen a agravar la desnutrición de los niños.

Nafi Mustafa es uno de estos niños desnutridos. Con diez años sólo pesa ocho kilos, puesto que su única fuente de nutrientes es la leche de camello que le proporciona la madre. La doctora Navarro lo deriva al "Plan de Nutrición", iniciativa que puso en marcha una comisión francesa con el fin de cubrir las necesidades nutricionales de este tipo de niños.

Otro aspecto importante a considerar en la infancia saharaui es la elevada proporción de niños discapacitados. Las precarias condiciones de seguimiento del embarazo de una mujer y de asistencia al parto provocan multitud de complicaciones en el alumbramiento, causa de gran número de discapacidades.

La cobertura sanitaria a estos pequeños es mínima ya que muchas de sus patologías sólo se detectan cuando el niño manifiesta dificultades al empezar a andar y porque al no ser escolarizados, permanecen en las jaimas sin desarrollar ni tratar las funciones motóricas, y sin atender la alimentación. Además, la madre asume toda la carga familiar y no puede ofrecer al pequeño los cuidados específicos que este tipo de niños requiere, puesto que debe cumplir con las tareas domésticas y ocuparse de sus otros hijos.

Centros para discapacitados

Todos los campamentos de la región cuentan de con una escuela para discapacitados a los que acuden los niños con limitaciones cuando sus condiciones físicas le permiten desplazarse hasta el centro educativo.

Buyema, al que todos en el campamento de Smara conocen por Castro, lucha por la no marginación de estos pequeños desde hace más de diez años. El Centro de niños con deficiencia mental de Smara es la primera escuela de estas características en un campamento de refugiados que se ha construido gracias a la ayuda internacional y que organiza sus estancias y actividades con tres obejtivos primordiales: la educación, la integración y la atonomía.

El centro, en el que trabajan diez educadores, acoge a más de setenta niños de Smara durante las mañanas de todos los días de la semana, a excepción del viernes. En él, pequeños hemipléjcos y con otras disfunciones aprenden a vestirse, lavarse y comportarse socialmente, además de a caminar correctamente reconociendo y esquivando obstáculos, distiguir los colores y los números y a desarrollar otras funciones cognitivas. La escuela se distribuye en una sala de consulta, una biblioteca, un comedor, una sala de relajación para pacientes hiperactivos, una sala de rehabilitación, una biblioteca, dos estancias para talleres y tres aseos. Castro explica que otra de las finalidades esenciales de este proyecto es "enseñar a este tipo de niños que no son animales y que la autonomía implica también el cumplimiento de un trabajo que les proporcione dinero y les convierta en personas útiles y productivas". Por ello, los chicos aprenden carpintería, pintura y corte y confección para elaborar gran variedad de objetos que, después, pueden comprarse en el mismo centro.

Aún así estos esfuerzos suponen sólo una pequeña ayuda para la gran cantidad de discapacitados saharuis que en general viven o sobreviven en sus jaimas penosamente atendidos por sus familias.

Dahjla

Visita médica a una jaima
El campamento más aislado de los centros de cooperación con el pueblo saharaui se llama Dahjla y está ubicado a unos 200 Km de Rabouni. La razón de su lejana ubicación a lo que se une el dato histórico de ser el más antiguo de los cuatro campamentos de refugiados reside en la existencia de pozos de agua naturales que surten de este precioso elemento a la población del desierto.

Desde hace años la Federación Andaluza de Amigos del Pueblo Saharaui (FANDAS) se responsabilizó frente al Ministerio de Sanidad saharaui de este campamento en materia de asistencia primaria, por lo que las periódicas comisiones médicas remitidas desde Andalucía a este lugar inhóspito, de las que frecuentemente forma parte personal sanitario de nuestro hospital, desarrollan en ella su misión de cooperación.
Por ello, los miembros de nuestra expedición Cecilia Rodríguez, médico de familia del hospital Santa Ana de Motril; María Navarro, pediatra del centro de acogida de la Diputación de Málaga y Luis Pernia, enfermero de hemodiálisis del Hospital Carlos Haya de Málaga atienden las necesidades sanitarias más básicas de la población del lugar.

Las enfermedades más frecuentemente observadas por la médico de familia se relaciona con patologías crónicas como la hipertensión o la diabetes, además de otras de tipo respiratorio o reumático.

También se contempla en el esquema de trabajo de los cooperantes de Dahjla el llamado "programa Jaima" que consiste en la asistencia a pacientes con incapacidad para trasladarse al dispensario médico en sus propios domicilios (o jaimas).

A las dificultades propias de este entorno para la práctica clínica, los cooperantes deben sumar las diferencias culturales. Cuando la facultativa expone sus problemas a la hora de entender los síntomas de muchos de los enfermos que atiende, refiere que al menos disponen de un traductor-sanitario el cual supone un apoyo fundamental para la interrelación con el paciente. "Aún así" - refiere la doctora- "en numerosas ocasiones, es el propio concepto del paciente sobre los síntomas que padece lo que nos confunde para la determinación del diagnóstico. Muchos asocian lo que les duele a sabores que experimentaron, percepciones o prácticas que cometieron".

A esto debe sumársele la escasez de medicamentos y de profesionales, la nula motivación de los escasos profesionales saharauis que aún no han emigrado legal o clandestinamente a otros países (sobre todo España), y sobre todo la desesperanza del pueblo saharaui que sumerge a sus ciudadanos en la percepción de un futuro cada vez más oscuro y pesimista.

La comisión sanitaria propone al Ministerio de Sanidad saharaui la evacuación a España de pacientes con enfermedades de imposible tratamiento en los campamentos

Guillermo Milano, pediatra del Hospital Carlos Haya de Málaga, ausculta a un niño
El 2 de febrero, el equipo pediátrico y la cardióloga se desplazaron a la whilaya (campamento) El Aaiun, para atender a los pacientes que ya habían sido avisados de la visita de los cooperantes. Entre las 10.00 y las 17.00 horas, los saharauis de la whilaya, pasaron por la consulta de la doctora Alicia Bautista, cardióloga del Hospital Clínico de Granada y de los doctores Javier Castejón y Guillermo Milano, cirujano pediatrico del Hospital Virgen de las Nieves y pediatras del Hospital Carlos Haya de Málaga, respectivamente.

La actividad de la cardióloga puede resumirse en la atención a cuadros clínicos de índole sicosomática muy frecuentes en la población femenina saharaui y la detección de cardiopatías de gravedad variable tributarios de tratamiento médico o de cirugía. Estos últimos son propuestos para su evacuación e intervención en hospitales de España dotados de servicios de cirugía cardiaca, como por ejemplo una joven de veintinueve años con comunicación interauricular, una chica de dieciocho diagnosticada de bloqueo cardiaco congénito a la que debe implantársele un marcapasos y una mujer de 38 años con arritmia para practicarle una ablación cardiaca.

Atención a la mujer Saharaui

Durante estos dos días, el equipo ginecológico ha continuado su actividad en el Hospital Nacional de Rabuni pasando consulta a las mujeres que llegan desde sus campamentos hasta el centro sanitario, que se sitúa a 30 kilómetros del más cercano y a 180 del más alejado. El doctor Manuel Martínez Moya, ginecólogo de la Clínica Gutenberg de Málaga, además de operar a las pacientes citadas, visita diariamente a las mujeres ingresadas con el fin de hacer un seguimiento de su evolución. Entre los días 2 y 3, el especialista ha realizado cinco intervenciones quirúrgicas: tres extirpaciones de quistes ováricos, una miomectomía, y una histerectomía, además de varios partos, algunos de ellos severamente complicados con grave desgarro perineal por retraso en la atención secundario a la dificultad de evacuación de los pacientes desde los campamentos a Rabuni. En los días sucesivos se practicarán otras intervenciones entre las que destaca una histerectomía a una paciente que no ha podido ser intervenida en el día previsto por la falta de reactivo VHI para tipar donantes.

Junto al doctor Martínez Moya, trabajan Purificación Sánchez, enfermera del Materno infantil y María Encarnación Blanco, anestesióloga de Traumatología.

El bloqueo en el aeropuerto de Argelia impide que los medicamentos donados por el Hospital Virgen de las Nieves lleguen a los campamentos saharuis

La comisión médico-quirúrgica, a la que pertenecen profesionales del Virgen de las Nieves y que se ha desplazado hasta los campamentos de refugiados saharauis para atender a la población y dotarle de veinte contenedores de útiles sanitarios y fármacos ha visto dificultada su expedición con la retención del material en el aeropuerto de Argel. Este material, con valor de 15.000 euros, ha sido donado por el Hospital Virgen de las Nieves y permanece retenido en el país argelino desde el día de la llegada de la comisión el 31 de enero hasta la fecha. El coordinador sanitario de la asociación Amigos del Sahara de Granada y responsable de la expedición, Diego Fernández, lleva cinco días instalado en Argel negociando con las autoridades a través de la embajada española y la embajada saharaui con el fin de conseguir que los medicamentos lleguen hasta los campamentos, donde ya permanece el resto de la expedición atendiendo a pacientes.

La comisión médico-quirúrgica desplazada a los campamentos saharauis atiende a los primeros pacientes

Los sanitarios preparan el quirófano del Hospital Nacional de Rabuni para sus intervenciones
El equipo sanitario que ha viajado hasta los campamentos de refugiados, a través de la Asociación de Amigos del Sahara, al que pertenece Javier Castejón Casado, cirujano pediátrico, María Purificación Sánchez Hernández, enfermera del Materno y María Encarnación Blanco Constantín, anestesióloga de Traumatología, llegó la madrugada del domingo 1 de febrero a Rabuni, el centro administrativo de los campamentos, donde se ubica el centro de protocolo para cooperantes. La comisión está formada, además, por una médico de familia, un enfermero de diálisis y una pediatra; que permanecerá durante la expedición en Dajla, el campamento más alejado del centro administrativo y del resto de campamentos del lugar; y por un ginecólogo.

La mañana del domingo, el ministro de sanidad recibió a la comisión para organizar las visitas a los campamentos durante las dos semanas de estancia y posteriormente, el pediatra, el cirujano y la cardióloga viajaron hasta el campamento de Smara para pasar la primera consulta y determinar qué pacientes debían ser intervenidos en los días sucesivos. Se atendieron a quince niños de entre tres meses y doce años con falta de peso debido a su limitada alimentación y un niño de cuatro meses con una cardiopatía congénita importante que deberá ser trasladado a Argel o a España con urgencia para ser operado. La cardióloga vio a once personas, sin ninguna patología grave. La mayoría de población que acude a revisiones cardiológicas son mujeres con sintomatología muy similar: taquicardia y dificultades en la respiración, asociada la mayor parte de los casos a las fuertes anemias que padecen.

Por su parte, el ginecólogo, la anestesióloga y la enfermera se desplazaron hasta el Hospital Nacional de Rabuni donde se encontraron con los profesionales del centro y prepararon el material necesario para las intervenciones quirúrgicas. Durante la tarde, el especialista atendió a ocho mujeres: de éstas dos embarazadas, dos de patología genital (ovario o útero), dos con patología mamaria, tres casos de esterilidad; y en la jornada siguiente a diecisiete más. De estos casos se han atendido a mujeres con patología uterina: miomas, patología de ovario, quistes de ovario, metrorragia funcional (sangrados) y patología de mama. En maternidad dos casos: una mujer embarazada con veintisiete semanas de gestación con sospecha de bolsa rota y asistencia a un parto distócico por situación oblicua fetal.
Del total se operarán a diez pacientes.

En la jornada del lunes, el equipo pediátrico y la cardióloga atendieron a catorce niños y a quince pacientes con síntomas de corazón en el hospital del campamento de Auserd. A dos de los pacientes infantiles se les diagnosticó una cardiopatía congénita y otros tres serán operados de hernias y de una criptorquidea (ausencia del descenso de un testículo) El resto de patologías atendidas en los niños ha sido diarrea crónica, por la contaminación del agua que consumen los saharauis, una parálisis cerebral secundaria anoxia neonatal y una parálisis braquial congénita. El siroco de este día ha mantenido a muchos saharauis en sus jaimas y ha dificultado la atención a más enfermos. Igualmente, las abundantes lluvias producidas recientemente en los territorios liberados, a 400 kilómetros de los campamentos, ha hecho que muchas mujeres se hayan desplazado hasta allí para dar mejor pasto a sus camellos.



Contenido revisado por: Sandra Cámara
Fecha de revisión: 13-02-2009
25.027.727 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 17-07-2012 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -