Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Congelación de ovocitos

La crioconservación de ovocitos es una técnica destinada a conservar gametos femeninos con fines reproductivos, para lo cual deben ser extraídos del ovario y criopreservados.

Indicaciones

Las indicaciones más frecuentes son:
  • Enfermedades malignas y no malignas que requieran tratamientos potencialmente nocivos sobre la capacidad reproductiva (cirugía, quimioterapia, radioterapia), o capaces de lesionar por si mismas las células germinales ováricas.
  • Trastornos o estados asociados a la disminución de la reserva de células germinales: riesgo de fallo ovárico.
  • Cuando en un ciclo de Fecundación in Vitro/ Inyección intracitoplasmática se obtiene un elevado número de ovocitos o no se pueden conseguir espermatozoides del varón.
  • Programa de Donación de ovocitos.
Para la obtención de ovocitos se suele comenzar con la estimulación de los ovarios mediante el uso de tratamiento hormonal para asegurar el desarrollo folicular múltiple.

Los ovocitos se extraen de los ovarios de la mujer a través de la punción de los folículos, por vía vaginal. Esta intervención se controla mediante ecografía y se suele realizar bajo anestesia local. A continuación se preparan y clasifican en el laboratorio.

Marco jurídico regulador

El marco jurídico regulador de la reproducción humana asistida está constituido básicamente por la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida y sus normas de desarrollo. Han de tenerse en cuenta las siguientes disposiciones:
  • En su artículo 11, sobre Crioconservación y otras técnicas coadyuvantes de las de reproducción asistida establece que la utilización de ovocitos y tejido ovárico crioconservados requerirá previa autorización de la autoridad sanitaria correspondiente.
  • La crioconservación de ovocitos se podrá prolongar hasta el momento en que se considere por los responsables médicos que la paciente no reúne los requisitos clínicamente necesarios para ser receptora del tejido criopreservado con fines reproductivos.
  • Los diferentes destinos posibles que podrán darse a los ovocitos crioconservados, son:
    • Su utilización por la propia mujer o su cónyuge.
    • La donación con fines reproductivos.
    • La donación con fines de investigación.
    • El cese de su conservación sin otra utilización (esta última opción sólo será aplicable una vez finalizado el plazo máximo de conservación establecido en esta Ley sin que se haya optado por alguno de los destinos mencionados en los apartados anteriores).
  • La utilización de los ovocitos crioconservados, para cualquiera de los fines citados, requerirá del consentimiento informado correspondiente debidamente acreditado.
  • El consentimiento para dar a los preembriones o gametos crioconservados cualquiera de los destinos citados podrá ser modificado en cualquier momento anterior a su aplicación.
  • Cada dos años como mínimo se solicitará de la mujer o de la pareja progenitora la renovación o modificación del consentimiento. Si al vencimiento de dos periodos de conservación consecutivos fuera imposible obtener de la mujer o la pareja progenitora la renovación del consentimiento correspondiente, los ovocitos quedarán a disposición de este centro.

Riesgos

La congelación normal de una célula produce daños que la pueden matar. Los componentes subcelulares del ovocito son muy sensibles a la temperatura. Tratándose de una célula en la que los cromosomas están en división, es posible que los cristales de hielo que produce la congelación puedan dañarlos, dando lugar a anomalías en los gametos resultantes.

Además, los efectos de la congelación pueden afectar a la liberación prematura de los gránulos corticales y al endurecimiento de la zona pelúcida que rodea al ovocito impidiendo la entrada del espermatozoide (disminuyendo la posibilidad de fecundación). Por ello se facilita la fecundación introduciendo directamente el espermatozoide en el citoplasma del ovocito mediante la técnica denominada microinyección espermática (ICSI).

Los ovocitos congelados pueden deteriorarse durante su almacenamiento (pérdida de calidad, rotura del soporte criogénico), por lo que podría ocurrir que en el transcurso de dicho almacenamiento éstos se destruyeran, en cuyo caso se le comunicaría por escrito esta circunstancia.
Los principales riesgos de todos estos procedimientos terapéuticos (estimulación de la ovulación, punción folicular e ICSI) son:
  • Embarazos múltiples (más de dos fetos): es una complicación grave, que supone riesgos físicos para la madre y los fetos.
  • En la gestación gemelar la consecución del parto con fetos viables es del 98 %.
  • En el caso de una gestación de tres embriones, se obtienen fetos viables en el 76 %.
  • Síndrome de hiperestimulación ovárica: consiste en una respuesta exagerada al tratamiento de inducción de la ovulación. Se puede clasificar en tres grados: leve, moderada y grave, siendo esta última excepcional (menos de un 1 %) y caracterizada por la acumulación de líquido en el abdomen e incluso en el tórax, así como por alteraciones de la coagulación sanguínea y de la función renal y/o hepática, que necesitan hospitalización.
  • El embarazo ectópico, que consiste en el desarrollo de una gestación fuera del útero. Se produce en un 3 % superior a los embarazos espontáneos.
  • Edad avanzada, el consumo de tabaco y las alteraciones importantes del peso corporal aumentan el riesgo de complicaciones durante el tratamiento, dificultando en ocasiones la respuesta apropiada a los tratamientos.
  • Riesgos psicológicos. Pueden aparecer trastornos psicológicos como síntomas de ansiedad y síntomas depresivos.
  • Otros riesgos que excepcionalmente se pueden producir:
    • Infección genital.
    • Hemorragias.
    • Punción de un asa intestinal u otra parte de la anatomía.
    • Torsión ovárica.
    • Los propios de la anestesia.
    • Cancelación de la estimulación ovárica por ausencia o inadecuado desarrollo folicular o por excesiva respuesta a los tratamientos.
    • No obtención de óvulos en la punción.
    • Contaminación en el laboratorio.
  • Riesgos de transmisión de enfermedades de padres a hijos: Ninguno de los miembros de la pareja ha reconocido padecer enfermedades transmisibles, ya que en otro caso habría que valorar con carácter previo a la aplicación de la técnica, y mediante los oportunos estudios, primero, su evitabilidad a la descendencia y, segundo, para el caso de no ser evitable la enfermedad, su compatibilidad con el tratamiento FIV o su levedad.
  • Puesto que mediante la ICSI se pueden obtener gestaciones en casos muy severos de esterilidades, es posible observar un leve incremento de la proporción de anomalías cromosómicas debido, básicamente, a las anomalías que presentan los progenitores. No se han llegado a detectar hasta el momento actual problemas de salud a largo plazo de los así nacidos.
22.586.232 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 07-02-2017 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -