Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Vaciamiento

Los procesos tumorales pueden extenderse a regiones vecinas a través de células que desplazándose por vasos linfáticos colonizan ganglios de una forma escalonada dependiendo de la localización del tumor primario. El cuello es una zona rica en ganglios linfáticos y el tratamiento de los tumores de cabeza y cuello siempre necesita un abordaje loco regional, es decir tratar el tumor primitivo y sus áreas ganglionares cervicales.

Con el tratamiento quirúrgico de las áreas cervicales se pretende la extirpación del sistema linfático del cuello de una forma profiláctica, si no hay ganglios evidentemente afectados pero se sospecha que pudieran estarlo, o de una forma terapéutica si se confirma previamente la existencia de ganglios claramente afectados.

Estas intervenciones quirúrgicas se denominan vaciamientos y pueden ser funcionales conservando las estructuras no ganglionares del cuello (músculos, nervios, venas y arterias principales) o radicales, en diversos grados, en los que además del tejido linfo-ganglionar se extirpan las estructuras cervicales que puedan estar afectadas por el tumor o sus metástasis. En ocasiones se practica un vaciamiento cervical para tratar tumoraciones de cuello de origen incierto o primario desconocido.

La intervención consiste en: mediante anestesia general, incisión de la piel para acceder a la región del cuello afectada, procediéndose a la extirpación del tejido linfo-ganglionar separándola de los órganos, músculos, nervios, venas y arterias que están junto a ella conservándolas en caso de cirugía funcional o procediendo a extirpar las estructuras afectas en caso de vaciamiento radical en sus diversos grados. Estas estructuras son diversas y especialmente abundantes en el cuello. Se procede a cohibir los posibles puntos sangrantes y cierre de la herida dejando habitualmente un drenaje.

RIESGOS Y COMPLICACIONES POSIBLES MAS FRECUENTES:

  • Los riesgos, complicaciones y secuelas de los vaciamientos cervicales dependen de las estructuras cervicales que se conserven, aumentando según las estructuras que sea preciso extirpar quedando en este caso las secuelas propias del déficit ocasionado.
  • Como se ha indicado, el cuello es lugar de paso de abundantes nervios, venas y arterias que ocasionalmente y dependiendo de la localización y tamaño de las lesiones se pueden afectar accidentalmente durante la cirugía o no tener mas remedio que seccionarlos, en algunos casos, para extirpar la lesión, pudiendo producirse pequeñas hemorragias que se solucionan en el acto quirúrgico y/o síntomas como: disminución de la sensibilidad de la piel en la zona de la herida o zonas vecinas, desviación del labio inferior del lado de la lesión, sensación dolorosa en hombro o impotencia del mismo y más infrecuente desviación de la lengua, ronquera, disminución de la sensibilidad de la boca y garganta, disminución del gusto, alteración de la deglución, parálisis del diafragma. En caso raro de lesiones en venas o arterias mayores del cuello se puede ocasionar hemorragia severa que precise una cirugía vascular adicional e incluso riesgo vital, así como reintervenciones en caso de hemorragia tardía en el postoperatorio. En vaciamientos cervicales es preciso en ocasiones la extirpación de la vena yugular interna.
  • Tras la extirpación del tejido linfo.-ganglionar del cuello es normal la inflamación edematosa de la cara y cuello, siendo variable en grado según el tipo cirugía practicado, uni o bilateralidad y paciente, así como el tratamiento sobre el tumor primario. Este edema suele remitir pasados unos días del postoperatorio pero puede persistir en el tiempo, acentuándose, si es preciso tratamiento radioterápico postoperatorio.
  • Cicatrices cervicales inestéticas por mala cicatrización.
  • En caso de tumoraciones de la parte baja izquierda del cuello puede lesionarse el conducto torácico, vaso que transporta la linfa, que puede ocasionar una fístula linfática que requiera una reintervención.
  • Raramente puede producirse inflamación o hemorragias de la zona que comprometan la respiración y precisen una traqueostomía en general transitoria.

ALTERNATIVAS RAZONABLES A LA CIRUGIA:

En el caso de lesiones confirmadas como benignas la alternativa es no operar, manteniendo un control periódico, con el riesgo de sobreinfecciones de repetición (quistes y submaxilitis crónica) que pueden tratarse con medicamentos y/o aumento de tamaño progresivo con posible afectación de estructuras vecinas.
En caso de duda diagnostica, una vez agotadas las pruebas complementarias (diagnostico por imagen, analíticas, citología por aspiración con aguja fina...) es preciso su extirpación o biopsia para descartar procesos malignos.
22.872.340 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 22-04-2014 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -