Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Rinoseptoplastias

DESCRIPCIÓN DEL PROCEDIMIENTO

  • Llamamos rinoplastia a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la corrección de la forma externa de la nariz.
  • La intervención se realiza bajo anestesia general, a través de unas incisiones que se hacen en el interior de las ventanas de la nariz, o a través de las estructuras anteriores del tabique nasal, Después, los tejidos blandos se separan cuidadosamente de los cartílagos y huesos adyacentes y se corrigen las deformidades no deseadas. Posteriormente, los huesos y los cartílagos se sitúan de tal manera que tomen la forma adecuada para la nariz. Ocasionalmente, puede ser necesario el uso de injertos de hueso o de cartílago
  • En el mismo acto quirúrgico se puede realizar la reconstrucción del tabique nasal, si está desviado, para aliviar la dificultad respiratoria que dicha desviación pueda producir. La intervención se denomina, entonces, Septorrinoplastia.
  • En ambas intervenciones se deja una férula de yeso, u otros materiales, sobre el dorso de la nariz y se coloca un taponamiento nasal, durante 48 horas aproximadamente.
  • Debe mantenerse reposo relativo, en el domicilio, durante 7-8 días, y evitar traumatismos sobre la nariz.
  • En caso de presentarse hemorragia por la nariz o la boca, el paciente deberá acudir al hospital para su valoración y tratamiento.

BENEFICIOS ESPERABLES

Mejoría en el aspecto externo de la pirámide nasal así como la ventilación nasal y de los síntomas que esta insuficiencia ventilatoria nasal puede producir.

RIESGOS Y COMPLICACIONES POSIBLES MÁS FRECUENTES

  • Tras la intervención, pueden aparecer vómitos sanguinolentos con coágulos que, durante las primeras horas se consideran normales. Estos coágulos son la manifestación de sangre deglutida y no precisan tratamiento.
  • El paciente puede presentar una pequeña hemorragia, tanto por las fosas nasales como por la faringe, que suele ceder en unas horas si la hemostasia (la capacidad de coagulación del paciente) es normal.
  • En caso de persistir la hemorragia, hay que efectuar una compresión local mediante otro taponamiento (posterior), situación que, si bien no es frecuente, sí es posible.
  • En raras ocasiones, se puede deslizar la gasa, por la parte posterior de la fosa nasal, provocando una sensación de cuerpo extraño y náuseas que se soluciona retirando el taponamiento y colocando otro, si es preciso. Puede aparecer un hematoma en la cara y los ojos en los primeros días.
  • Después de la intervención suele existir dolor en las fosas nasales, sobre todo si se ha tenido que actuar sobre el hueso, que se puede disminuir con calmantes, así como molestias diversas en la garganta, tales como sensación de sequedad, al tener que respirar permanentemente por la boca. Otras molestias pueden ser adormecimiento en la mejilla e incluso falta de sensibilidad en los dientes superiores por afectación del nervio infraorbitario.
  • También pueden aparecer complicaciones nasales, tales como la perforación, las sinequias (bridas entre ambas paredes de las fosas nasales), la atrofia de las fosas nasales con la aparición de costras y alteraciones del olfato.
  • Pueden aparecer complicaciones oculares, tales como visión doble, o inflamación de los párpados o del resto de la cara.
  • Es posible que las estructuras de la pirámide nasal pueden movilizarse, accidentalmente, a lo largo del período de cicatrización, lo que produciría defectos estéticos en el postoperatorio. Además, los pequeños fragmentos óseos extirpados pueden implantarse bajo la piel de la pirámide nasal e, incluso, crecer, siendo perceptibles, claramente, como pequeñas excrecencias.
  • Por otra parte, como la valoración del resultado de la intervención, por parte del paciente, es subjetiva, cabe la posibilidad de no resultar satisfactoria. Todas estas circunstancias podrían justificar un segundo tiempo operatorio unos meses después.
  • Además de todo ello, las complicaciones propias de toda intervención quirúrgica y las relacionadas con la anestesia general. El riesgo vital es poco frecuente, aunque puede producirse en todo acto médico que incluye anestesia: se ha descrito un caso de muerte cada 15000 intervenciones con este tipo de anestesia.
  • En general, el riesgo quirúrgico aumenta con la edad, la cantidad y la gravedad de las enfermedades padecidas.

ALTERNATIVAS RAZONABLES A LA CIRUGÍA

No se conocen otros métodos de contrastada eficacia.
24.765.138 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 22-04-2014 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -