Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Cirugía faringo-laríngea con Láser CO2

DESCRIPCION DEL PROCEDIMIENTO:

  • Llamamos laringectomía parcial a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la extirpación de una partede la laringe y, a veces, de las estructuras adyacentes, que están afectadas por una lesión maligna, a través de la boca del paciente, mediante la introducción de un tubo llamado laringoscopio, la utilización de un láser CO2, y bajo anestesia general.
  • En ocasiones, esta técnica requiere la realización de una traqueotomía provisional –comunicación de la tráquea con el exterior mediante un orificio que se practica en el cuello– y que se mantiene abierto mediante una cánula, facilitando así la respiración. También se puede colocar una sonda de alimentación. Tanto la cánula como la sonda de alimentación son provisionales, hasta que el paciente pueda respirar y alimentarse normalmente. La traqueotomía se mantendrá, si es necesario, durante el tratamiento posterior con radioterapia o si la cicatrización de la zona intervenida no hace posible su retirada. Si se ha realizado una traqueotomía, es necesario instilar fluidificantes a través del orificio traqueal y aspirar las secreciones.
  • La cicatrización dura entre 10 y 20 días. No obstante, a juicio de su médico, el paciente puede abandonar el hospital mucho antes.
  • Posteriormente será controlado, generalmente en las consultas externas, donde se le practicarán las revisiones y cuidados necesarios.
  • Tras la intervención y, como secuela, puede quedar una disfonía –esto es, una ronquera–.
  • En algunos casos, será necesario complementar el tratamiento quirúrgico con radioterapia y/o quimioterapia.
  • En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, la evolución del tumor, que suele ser la razón que obliga a la intervención quirúrgica, ocasionará la muerte del paciente por extensión local, regional o a distancia –lo que conocemos como metástasis–. Esta extensión provocará problemas para la deglución, asfixia, infecciones y hemorragias.

RIESGOS Y COMPLICACIONES POSIBLES MÁS FRECUENTES:

  • Puede producirse una hemorragia que pueda requerir una nueva intervención, una transfusión e, incluso, producir complicaciones cardiovasculares.
  • Puede producirse una infección de la herida quirúrgica, o del aparato respiratorio, como traqueítis –es decir, inflamaciones de la tráquea–, bronquitis y neumonitis.
  • También pueden producirse acúmulos de moco seco, lo que se denomina tapones mucosos, en la cánula de traqueotomía, si es que ésta se ha realizado, en la tráquea o los bronquios, lo que podría determinar una disnea -dificultad respiratoria–.
  • Puede producirse un edema, es decir una inflamación, de la laringe, una estrechez de la laringe –que llamamos estenosis laríngea–, o la aparición de una sinequia –bridas cicatriciales– en la laringe. Estas circunstancias podrían determinar la aparición de una dificultad respiratoria que requeriría la prescripción de un tratamiento médico, la realización de una traqueotomía, si es que ésta no se hubiera realizado previamente, e incluso, la imposibilidad de retirar la cánula de la traqueotomía, si es que ésta existiera. Asimismo, pueden aparecer disfagia –dificultades para tragar– y falsas rutas en la deglución – tragantamientos–, generalmente temporales, pero que pueden quedar como secuela.
  • Es excepcional, pero puede aparecer una pericondritis –inflamación de los cartílagos de la laringe–, o necrosis –destrucción– de las partes blandas del cuello.
  • Puede aparecer un enfisema cervical o mediastínico –pequeñas burbujas de aire en el cuello o en el
    tórax–.Es posible que aparezca, por el estrés, una úlcera gastroduodenal y una depresión.
  • Cabe la posibilidad de una recidiva –reaparición– de la enfermedad, temprana o tardíamente.
  • Puede quedar, como secuela, una cicatriz antiestética o dolorosa.
  • El láser puede producir quemaduras en la cara y boca o, excepcionalmente, quemaduras en la vía aérea tras la combustión de los tubos de intubación o la rotura de manguitos protectores. Puede producirse, asimismo, la ignición del oxígeno y gases anestésicos.
  • No hay que ignorar, además de todo ello, las complicaciones propias de toda intervención quirúrgica,
    y las relacionadas con la anestesia general: a pesar de que se le ha realizado un completo estudio preoperatorio, y de que todas las maniobras quirúrgicas y anestésicas se realizan con el máximo cuidado, se ha descrito un caso de muerte por cada 15.000 intervenciones quirúrgicas realizadas bajo anestesia general, como consecuencia de la misma. En general, este riesgo anestésico aumenta en relación con la edad, con la existencia de otras enfermedades, y con la gravedad de las mismas.
25.084.886 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 22-04-2014 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -