Contenido

Síguenos en…

Síguenos en Facebook. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Síguenos en Twitter. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es

Síguenos en YouTube. Pulsando en este enlace estarás saliendo de hvn.es   Feed de noticias

Antrostomia

DEBIDO A LA APARICIÓN Y DESARROLLO DE LA CIRUGÍA ENDOSCÓPICA NASOSINUSAL, ACTUALMENTE ESTA TÉCNICA QUIRÚRGICA SE RESERVA PARA CASOS MUY ESPECÍFICOS.

Descripción del procedimiento

Los senos maxilares son unas cavidades que se encuentran a ambos lados de la nariz, excavadas en el interior del llamado hueso maxilar.

La técnica de Caldwell-Luc o antrostomía maxilar consiste en la apertura de uno o ambos senos maxilares a través de una incisión realizada bajo el labio superior, en la encía, llegando al seno a través de una pequeña ventana, abierta en el propio hueso.

Se realiza bajo anestesia general y sirve para diagnosticar y/o tratar una enfermedad localizada en el seno maxilar y, eventualmente, en otros senos.

El tiempo de ingreso después de la intervención es, generalmente, de unas 48 horas, durante el cual, el paciente permanecerá con uno o ambos orificios de la nariz taponados e, incluso, un tubo de drenaje que comunicaría el seno maxilar intervenido con la fosa nasal correspondiente.

En las primeras horas del período postoperatorio, el paciente puede sufrir pesadez o dolor de cabeza, una pequeña hemorragia que, en ocasiones, no es más que la aparición de moco teñido con sangre, molestias en la mejilla, sabor a sangre, mal aliento y sequedad de boca. Puede aparecer, también, un pequeño aumento de la temperatura corporal.

A las 48 horas, aproximadamente, se suele retirar el taponamiento de la nariz y el drenaje, y se da el alta hospitalaria aun cuando se precisan posteriores controles en las consultas externas.

En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, el paciente continuará con los síntomas iniciales, con posibilidad de complicaciones oculares, dentarias, de las partes blandas de la cara e, incluso, de las meninges o el cerebro. En el caso de que la intervención sea realizada con fines diagnósticos, no se podrán obtener los datos esperados y, en consecuencia, no se podrá llevar a cabo el tratamiento adecuado.

Beneficios esperables

  • Desaparición de los síntomas relacionados con la enfermedad de los senos, así como la obtención de un diagnóstico de certeza

Riesgos y complicaciones posibles más frecuentes

  • Ya hemos señalado la posibilidad de que se produzca una pequeña hemorragia nasal o bucal, tras la intervención quirúrgica. Rara vez tiene cierta intensidad, si bien pueda requerir la colocación de un nuevo taponamiento nasal.
  • Aún cuando la infección de estas zonas es infrecuente, podría producirse, justificando, entonces, la aparición de síntomas inflamatorios.
  • A lo largo del período postoperatorio puede aparecer dolor o adormecimiento en la mejilla e, incluso, la falta de sensibilidad en los dientes superiores por lesión accidental del nervio infraorbitario.
  • Cabe, también, la posibilidad de que produzca un retraso en la cicatrización de la herida en la encía superior e, incluso, la aparición de una fístula oro-antral o comunicación de la boca con el seno maxilar.
  • También pueden aparecer complicaciones nasales, tales como la perforación del tabique nasal, las sinequias –bridas entre las paredes de las fosas nasales–, la atrofia de la fosa nasal con la aparición de costras nasales y alteraciones del olfato.
  • En casos infrecuentes pueden aparecer complicaciones oculares, tales como visión doble, inflamación o aparición de pequeñas burbujas de aire –enfisema– en párpados o resto de la cara, la protrusión del globo ocular e, incluso, con carácter excepcional, la ceguera.
  • Pueden aparecer, también, complicaciones cerebrales, tales como fístulas de líquido cefalorraquídeo –pequeñas fugas del líquido de la cavidad craneal–, neumoencéfalo o paso de aire al cerebro, y meningitis –inflamación de las meninges o envolturas cerebrales-.
  • Además de todo ello, las complicaciones propias de toda intervención quirúrgica y las relacionadas con la anestesia general. El riesgo vital es poco frecuente, aunque puede producirse en todo acto médico que incluye anestesia: se ha descrito un caso de muerte cada 15.000 intervenciones con este tipo de anestesia. En general, el riesgo quirúrgico aumenta en relación con la edad, la cantidad y la gravedad de las enfermedades padecidas.

Alternativas razonables a la cirugía

En general, los procesos infecciosos de los senos ceden bien con un tratamiento médico. La indicación quirúrgica suele establecerse ante el fracaso de los tratamientos médicos, la cronificación del proceso o la aparición de complicaciones.

Como ya queda dicho, la intervención puede tener un fin diagnóstico. En este último sentido, la llamada punción del seno maxilar, como procedimiento alternativo, puede ofrecer algunos datos.
22.890.600 visitas desde el 1 de Marzo de 2006
Última actualización de la pagina: 22-04-2014 Subir
Certificación Emas Certificacion Responsabilidad Social Certificacion Gestión Ambiental Certificacion Seguridad Alimentaria Certificacion Salud Laboral
Las páginas del dominio hvn.es cumplen con las normas de accesibilidad WCAG 2.0 nivel AAA
hvn.es cumple con las normas de W3C para el lenguaje de marcado XHTML 1.0
hvn.es cumple con las normas de W3C para hojas de estilo
FIBAO IBS Logo de Green Light Logo de OMARS Logo de Living Lab Salud Andalucía Red de Comités de Ética del SSPA CEI Biotic - Granada
Datos de Contacto | Webmaster | Mapa web | Nota legal | Política editorial | Uso del sitio | Accesibilidad | Preguntas frecuentas | RSS
© 2003 - 2017. Hospital Universitario Virgen de las Nieves.
- HUVN -