Esta actividad de formación,  surge para dar respuesta a las necesidades de los y las profesionales de salud en la mejora de sus competencias en habilidades relacionadas con la obesidad infantil.

 La  obesidad infantil es compleja, y exige una participación activa del paciente y/o familia sobre sus cuidados y tratamiento.